Aumentan las cifras de los adultos mayores desnutridos

Cuando hablamos de desnutrición lo primero que identificamos son  los niños pero te has detenido a pensar que existe un grupo tan vulnerable como este, hablamos de la población perteneciente a los adultos mayores.

Adultos mayores desnutridos

En términos generales, se considera que  las personas de más de 70 años con un índice de masa muscular  inferior a 22 están desnutridas.  Y hasta la fecha según la organización mundial de la salud  se registran que entre el 5% y el  10%  de de esta población  se convierte en un grupo más vulnerable presentando desnutrición.

El tema de la desnutrición es una condición que pone alerta a quienes cuidan a personas mayores ya que las cifras registrada se dan en adultos con problemas de fragilidad en su salud y dependencia.

Prevenir o detectar a tiempo este cuadro es la prioridad para la mejora y calidad de vida del paciente.

¿Cuáles son las causas de esta condición que se relaciona con la desnutrición en edad adulta?

 Se adjudica directamente a las enfermedades con demencia, cardiovasculares, fractura en el sistema locomotor, osteoporosis, diabetes, enfermedades del sistema digestivo, disfagia: Problemas para tragar , Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, e Infecciones.

Algunos síntomas de alarma que podemos usar para detectar desnutrición en un adulto mayor son

  • Disminución de la ingestaen el último mes.
  • Pérdida de peso no intencionada.
  • Disminución de masa muscular.
  • Pérdida de fuerza en el músculo.
  • Mayor cansancio al realizar actividades de la vida diaria
  • Tendencia a toser o atragantarseal comer o beber.

Por supuesto que ante estas alarmas lo recomendable es asistir de forma inmediata a la asistencia médica con un internista  y/ o un geriatra.

Ahora bien,  no hay nada mejor que prevenir una enfermedad y en este caso podemos ayudar manteniendo unos buenos hábitos de alimentación, se recomienda por lo menos 4 comidas al día y que estas cumpla con las reglas básicas de nutrición, ricas en proteína, energía ,vitaminas, y minerales. La hidratación juega también un papel importante y fundamental.

El resto de pautas alimenticias se resumen en el consumo de legumbre tres veces a la semana, dar prioridad al pescado azul entre 2 y 3 veces a la semana y el huevo incluso como prioridad ante la carne, también se sugiere incluir frutos secos naturales todos los días, consumir al menos un lácteo fermentado al día (sin azúcar), dar prioridad a los cereales integrales y no olvidar  muchas verduras y frutas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En que podemos ayudarle?