Inseminación artificial: efectividad entre el 15% y el 30% por ciclo

imagen artificial del ovulo

La inseminación artificial (IA) es una técnica de reproducción asistida de baja complejidad que ayuda a los espermatozoides a llegar al óvulo de manera más fácil, aumentando las posibilidades de embarazo.

¿Cómo se realiza la inseminación artificial?

Derechos de autor CRA Barcelona

El procedimiento de inseminación artificial es generalmente sencillo e indoloro. Se realiza en el consultorio médico y no requiere anestesia. Los pasos generales incluyen:

 

Preparación del esperma: El semen se obtiene mediante masturbación o eyaculación en un recipiente estéril. Luego, el semen se lava y se procesa para seleccionar los espermatozoides más sanos y móviles.

 

Preparación de la mujer: La mujer generalmente debe tomar medicamentos para estimular la ovulación y aumentar las posibilidades de embarazo.

 

Procedimiento de inseminación: El médico introduce un catéter delgado a través del cuello uterino y deposita los espermatozoides preparados en el canal cervical o directamente en el útero, según el tipo de IA elegido.

Esta técnica se utiliza principalmente en parejas con dificultades para concebir de forma natural, debido a diversos factores como:

 

Problemas en la calidad o cantidad del esperma: La IA puede ser útil cuando el conteo de espermatozoides es bajo, la motilidad es deficiente o hay anomalías en la morfología espermática.

 

Problemas en la ovulación: La IA puede ser una opción para mujeres con trastornos de la ovulación, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) o la amenorrea.

 

Endometriosis: La endometriosis puede afectar la fertilidad al dañar las trompas de Falopio y dificultar el paso de los espermatozoides.

 

Factores cervicales: La IA puede ser útil cuando hay moco cervical hostil o anomalías en el cuello uterino que dificultan la entrada de los espermatozoides.

Inseminación artificial: una alternativa eficaz para la concepción

concepto de fertilidad en renderizado 3d

¿Qué tan efectiva es la inseminación artificial?

Las tasas de éxito de la IA varían según diversos factores, como la edad de la mujer, la causa de la infertilidad y el tipo de IA utilizado. En general, las tasas de éxito por ciclo de IA oscilan entre el 15% y el 30%.

 

A continuación, se detallan algunos factores que pueden afectar la tasa de éxito de la IA:

    • Edad de la mujer: Las mujeres más jóvenes tienen mayores probabilidades de éxito con la IA que las mujeres de mayor edad.

 

    • Causa de la infertilidad: La tasa de éxito puede variar dependiendo de la causa de la infertilidad. Por ejemplo, la IA suele ser más efectiva en casos de problemas de ovulación que en casos de problemas de calidad del esperma.

 

    • Tipo de IA: La IUI (inseminación artificial intrauterina) suele tener tasas de éxito ligeramente más altas que la IIC (inseminación artificial intracervical).

 

Es importante tener en cuenta que la IA no es una garantía de embarazo.

Imagen de óvulo artificial

¿Cuáles son los beneficios de la inseminación artificial?

ovario-rodeado-de-espermatozoide

La inseminación artificial ofrece varios beneficios, como:

  • Procedimiento mínimamente invasivo: La IA es un procedimiento sencillo que no requiere cirugía ni anestesia general.

  • Relativamente rápido: La IA se puede realizar en uno o dos ciclos menstruales.

  • Menos costosa que otras técnicas de reproducción asistida: La IA es generalmente menos costosa que la fecundación in vitro (FIV).

  • Alta tasa de éxito: La IA puede ser una opción eficaz para parejas con diversas causas de infertilidad.
banner especialistas en fertilidad
¿En que podemos ayudarle?