Conoce los pólipos uterinos: Un problema común que afecta a muchas mujeres.

Pólipos uterinos captados de histeroscopia

Los pólipos uterinos, también conocidos como pólipos endometriales, son crecimientos benignos o pre cancerosos que se forman en el revestimiento interno del útero (endometrio). Son pequeños, con forma de dedo, y pueden variar en tamaño desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros.

Síntomas que puedes presentar las pacientes con pólipos uterinos

La mayoría de los pólipos uterinos no causan ningún síntoma y se descubren durante un examen médico de rutina. Sin embargo, algunos pólipos pueden causar síntomas como:

Sangrado vaginal anormal: Sangrado irregular entre períodos, sangrado abundante durante la menstruación o sangrado después de la menopausia.

Dolor pélvico: Dolor sordo o calambres en la parte baja del abdomen.

Dificultad para quedar embarazada: Los pólipos uterinos pueden interferir con la implantación del óvulo fecundado.

Flujo vaginal anormal: Secreción acuosa o sanguinolenta del útero.

¿Cuáles son las causas de los pólipos uterinos?

La causa exacta de los pólipos uterinos se desconoce, pero se cree que están relacionados con una serie de factores, como:

Exceso de estrógeno: Un desequilibrio hormonal que causa un exceso de estrógeno puede aumentar el riesgo de desarrollar pólipos uterinos.

Edad: El riesgo de desarrollar pólipos uterinos aumenta con la edad, especialmente después de los 40 años.

Obesidad: Las mujeres obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar pólipos uterinos.

Hipertensión arterial: La hipertensión arterial puede aumentar el riesgo de desarrollar pólipos uterinos.

Antecedentes familiares de pólipos uterinos: Las mujeres con antecedentes familiares de pólipos uterinos tienen un mayor riesgo de desarrollarlos.

Imagen de histeroscopia 

¿Cómo se diagnostican los pólipos uterinos?

El diagnóstico de los pólipos uterinos suele realizarse mediante una prueba de ultrasonido pélvico o una histeroscopia.

Ultrasonido pélvico: Un examen que utiliza ondas sonoras para crear imágenes del útero y los ovarios.

Histeroscopia: Un procedimiento en el que se introduce una cámara delgada e iluminada a través del cuello uterino para ver el interior del útero.

Tratamiento de los pólipos uterinos

El tratamiento de los pólipos uterinos depende del tamaño, la cantidad y los síntomas. En algunos casos, los pólipos pequeños sin síntomas pueden no requerir tratamiento. Sin embargo, la mayoría de los pólipos uterinos deben eliminarse para prevenir complicaciones, como el cáncer.

La eliminación de los pólipos uterinos suele realizarse mediante una histeroscopia. Durante la histeroscopia, el médico utilizará instrumentos especiales para extirpar los pólipos.

Complicaciones que se pueden presentar habitualmente

Las complicaciones de los pólipos uterinos son raras, pero pueden incluir:

Cáncer: Con muy poca frecuencia, algunos pólipos uterinos pueden resultar cancerosos o pre cancerosos

Anemia: El sangrado abundante causado por los pólipos uterinos puede provocar anemia.

Infertilidad: Los pólipos uterinos pueden interferir con la implantación del óvulo fecundado.

¿Qué puedo hacer para prevenir los pólipos uterinos?

No existe una forma segura de prevenir los pólipos uterinos, pero hay algunas cosas que puede hacer para reducir su riesgo, como:

Mantener un peso saludable: Si tiene sobrepeso u obesidad, perder peso puede ayudar a reducir su riesgo de desarrollar pólipos uterinos.

Controlar la presión arterial: Si tiene presión arterial alta, es importante controlarla y mantenerla dentro de un rango saludable.

Hablar con su médico sobre el control del estrógeno: Si tiene niveles altos de estrógeno, su médico puede hablarle sobre opciones para controlarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En que podemos ayudarle?